Conversion Rate Optimization – CRO

¿Qué es el CRO (Conversion Rate Optimization)?

Antes de lanzarnos a definir el término “conversion rate optimization” debemos entender qué es una conversión. Una conversión, o conversión web se refiere simplemente a cuando un usuario de una página web o aplicación realiza el objetivo que tiene dicha página, a menudo, después de hacer clic en una llamada a la acción. La naturaleza de las conversiones varía en función de la página o aplicación en cuestión. Por ejemplo, para un sitio de comercio electrónico una conversión puede referirse a una venta, mientras que para un blog podría ser una nueva suscripción a la newsletter.

Las conversiones web, a menudo, se dividen en macroconversiones y microconversiones. Como el nombre sugiere, las macroconversiones son las conversiones principales de un sitio web, como una venta o un lead, mientras que las microconversiones se refieren a acciones de menor importancia que pueden llevar a una macroconversión, como por ejemplo leer un artículo del blog, seguir a la marca en redes sociales, etc.

¿Por qué es el CRO importante?

El CRO, o la optimización de la tasa de conversión, por sus siglas en inglés, es el proceso mediante el cual se mejora el rendimiento de un sitio web para aumentar las conversiones. Es importante porque las conversiones tienen un impacto directo en el éxito de una empresa. Es el equivalente online a una venta en un supermercado.

El CRO te permite analizar los distintos elementos de tu sitio web para entender lo que hacen tus usuarios. Y, no solo eso, sino entender por qué lo hacen. Esto te ayudará a solucionar los problemas de conversión que puedas tener y a mejorar tu propuesta de valor, generando una mejor experiencia de usuario.

El objetivo es hacer que el customer journey o camino de usuario sea lo más claro y fácil posible de forma que la mayoría de los usuarios consigan terminar el proceso de conversión sin problemas.

Hay ciertos elementos que debemos monitorizar continuamente, como los formularios, la creación de las cuentas, los pagos, etc.

Estos son algunos pasos que deberías considerar al evaluar tu tasa de conversión:

  • Identifica los posibles obstáculos en tu sitio web.
  • Atrae tráfico cualificado.
  • Haz que tu mensaje sea fácil de entender.
  • Crea ofertas relevantes para tus usuarios.
  • Evita errores técnicos.
  • Minimiza es esfuerzo que tus usuarios tienen que realizar.
  • Aumenta tus conversiones realizando test que hagan uso de una distribución de tráfico dinámica, un proceso conocido como A/B testing. 

 

Datos a recordar:

  • No basta con generar tráfico, hay que hacer que el tráfico sea de calidad y conseguir que convierta.
  • Antes de lanzarte a crear test, determina qué debe mejorarse.
  • Muestra mensajes claros.
  • Minimiza el esfuerzo que tus usuarios tienen que realizar.
  • Puedes ampliar información y leer artículos relacionados en nuestro blog de CRO.

 

 

Compartir
Twittear
Compartir