Landing page

¿Qué es la optimización de landing pages?

Landing page o página de aterrizaje, se refiere a la página a la que se dirige a un usuario cuando hace clic en un banner. El objetivo de estas páginas es el de hacer que los usuarios conviertan, entendiendo por conversión cualquier acción deseada por parte de la empresa como una compra, suscripción a la newsletter, etc.

La optimización de landing pages consiste en el proceso a través del cual se mejoran las páginas de aterrizaje. La mayoría de estas páginas cuentan con múltiples CTAs o llamadas a la acción. Esto, así como cualquier otro elemento de la página es mejorable.

Es importante dedicar un tiempo a pensar cómo puedes mejorar tus llamadas a la acción para hacerlas más atractivas. Puede parecer algo poco importante, pero ten en cuenta que muchas empresas pierden conversiones por tener CTAs descuidados, y cuando deciden optimizarlos obtienen grandes aumentos en sus conversiones.

¿Por qué es importante optimizar las landing pages?

Tus clientes potenciales no llegan a tu landing page por accidente. Normalmente, llegan allí después de haber visto algo que les parecía interesante y sobre lo que quieren obtener más información. Es en este momento en el que debemos conseguir que el usuario convierta. Si contamos con un CTA malo o una página muy desorganizada con muchas distracciones, lo más probable es que nuestro posible cliente abandone la página. Esta es la razón por la que el A/B testing y la optimización tienen tanto en común. Por ejemplo, al llevar a cabo test A/B, serás capaz de testear distintas versiones de un mismo elemento para ver cual funciona mejor. Cuando implementas una variación que resultó ganadora durante un test A/B estás optimizando tu landing page.

Es fundamental ser consistente en los mensajes que mostramos. Los usuarios que acceden a tu landing page llegan debido a que han hecho clic en un anuncio, o enlace, por lo que es muy importante que el contenido al que acceden tenga relación con lo que les atrajo en primer lugar.

Datos a recordar

  • 3 segundos. Ese es el máximo de tiempo del que dispones para interactuar e impresionar a tu posible cliente. Se claro y ve al grano.
  • Muestra llamadas a la acción claras.
  • Contar con opiniones positivas, claras y justas sobre tus productos es siempre beneficioso.

 

Compartir
Twittear
Compartir