• Idioma
Optimización de conversiones

Lista de tareas para una campaña de CRO

by Rafael Ángel Becerra Ruiz
Share on linkedin
Compartir en LinkedIn
Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter

 

¿Qué hay que hacer antes de cada nuevo test o personalización?

Hemos creado una lista de tareas esenciales que te será de mucha ayuda a la hora de crear tus campañas de optimización de conversiones, para que no pases nada por alto.

#1: Identifica los obstáculos

Antes de lanzarnos a realizar test a lo loco  en nuestro sitio web, debemos centrarnos en cuáles son los elementos que debemos mejorar. Para ello, es necesario realizar un análisis exhaustivo de nuestro sitio web e identificar todos los puntos de fricción y sus posibles causas. ¿Cómo lo hacemos?

  • Datos cuantitativos 

Objetivo: Identificar las “fugas” de usuarios en el embudo de conversión.

¿Cómo?: Puedes analizar los datos recogidos por tu herramienta de analítica web. Hay algunos indicadores a los que debes prestarles especial atención: tráfico, tasa de rebote, tasa de conversión, etc. Todo esto para cada una de las páginas.

  • Datos cualitativos

Objetivo: Entender mejor el comportamiento de tus usuarios.

¿Cómo?

-Preguntando opiniones directamente a tus usuarios cuando finalizan el proceso de compra.

– Pidiéndoles que rellenen una encuesta NPS.

– Analizando el comportamiento de los usuarios gracias a la grabación de sesiones, mapas de calor, etc.

Con todos estos datos cualitativos y cuantitativos deberías ser capaz de encontrar algunos puntos de fricción dentro de tu sitio web. De esta forma, ya tendremos algunos problemas en los que centrarnos.

#2 : Consigue tráfico cualificado

De nada nos sirve tener mucho tráfico hacia nuestro sitio web si este tráfico no es cualificado. Si aquellos usuarios que acceden a nuestra web no tienen ningún interés en lo que ofrecemos, estos no convertirán por muy bien optimizada que tengamos la página.

El objetivo consiste en minimizar el número de usuarios que acceden a nuestra web por error, los cuales, son los más difíciles de convertir ya que no están interesados en nosotros ni en lo que ofrecemos.

  1. SEO : El posicionamiento en buscadores de un sitio web es cada vez más importante. Asegúrate de establecer un buen título y descripción para tu página, ya que esto será lo que aparecerá en los resultados de búsqueda de Google. Evita usar palabras muy genéricas. A menudo, la mejor estrategia es centrarse en palabras clave específicas con mucho volumen de búsquedas y poca competencia. No olvides echarle un vistazo a nuestro libro blanco, en el que explicamos cómo optimizar las conversiones web sin afectar al SEO.
  2. Adwords : Puedes crear anuncios en Adwords que se muestren, por ejemplo, cuando alguien realiza ciertas búsquedas en el buscador de Google, así como anuncios de Display. A través de esta plataforma podrás realizar todo tipo de anuncios de una forma muy segmentada.
  3. Otras fuentes de tráfico : No solo podemos realizar campañas de marketing a través de Google Adwords. Existen multitud de plataformas como Facebook, LinkedIn o Twitter que también te permiten mostrar anuncios altamente segmentados.
  4. Marketing de afiliación : Gracias al marketing de afiliación puedes mostrar anuncios en sitios que están relacionados con tu actividad. Esto hará que la persona que vea el anuncio pueda estar más interesada en lo que tengas que ofrecer.

#3 : Cuida el rendimiento de tu sitio web

La tasa de conversión está muy relacionada con el rendimiento técnico del sitio web. Si, por ejemplo, tu página tarda mucho en cargarse, las conversiones caerán drásticamente.

– El 47% de los usuarios solo esperan 2 segundos a que una página se cargue.  Si tu sitio web no se carga en ese periodo de tiempo, lo más probables es que abandonen.

– 1 segundo más a la hora de cargar la web se traduce en un 7% menos de conversiones.

– El 79% de los usuarios no compra de nuevo después de una mala experiencia.

Si bien el tiempo de carga no es el único aspecto técnico que debes tener en cuenta, si que es uno de los que se pasa por alto en muchas ocasiones, lo cual es un error. Mejorar el tiempo de carga debería ser uno de tus objetivos prioritarios, sobre todo en las landing pages, la página de registro, la página del carrito o el buscador.

#4 : Muestra mensajes fáciles de entender

Todos los mensajes que muestres en tu sitio web deben ser lo más claros posible, de forma que tus usuarios no tengan nunca ningún tipo de duda sobre lo que ofreces.

Antes de lanzarte a modificar los mensajes en tu web, es muy importante identificar y destacar tu propuesta de valor. Esto es lo más importante para el usuario.

– ¿Cuáles son las ventajas de mi producto/servicio?

– ¿Son mis usuarios más sensibles a las cualidades intrínsecas de mi producto o a la promesa de calidad?

– ¿Qué tipo de ofertas funcionan mejor? ¿Qué formatos de precio son los mejores?

Optimiza tu propuesta de valor

Tu propuesta de valor debe ser clara y entendible de forma rápida, para que los usuarios de tu sitio web no tengan que esforzarse por descubrirla.

Estas son algunas ideas:

  • Haz que la navegación por tu sitio web sea clara y sencilla. Debe ser muy fácil acceder a las distintas categorías. Lo ideal es que se pueda acceder a cualquier página de tu sitio web con solo 3 clics o menos.
  • Prioriza la información importante. Sitúa aquello que sea más importante para ti lo más alto posible en la página, en el primer pantallazo. De esta forma los usuarios no tendrán que hacer scroll para verlo y será lo primero que vean.
  • Prueba distintos diseños, distintas formas de mostrar tu contenido. Solo a través de un ejercicio constante de prueba y error conseguirás encontrar el diseño que mejor se adapta a tus usuarios.
  • Haz que tu texto sea claro. Parece obvio, pero a veces esto se pasa por alto. Presta atención al tipo de letra, tamaño, espaciado, fondo, imágenes, etc.

#5 : Que tu oferta sea relevante

Debes ofrecer una oferta relevante para cada usuario que accede a tu sitio web.

Objetivo: Limitar el desconcierto entre tus usuarios y aumentar la satisfacción con la marca.

¿Cómo? Garantizando que todos tus mensajes sean coherentes y apropiados para cada usuario. No a todos les interesan las mismas cosas.

¿Qué elementos debes optimizar para mejorar la relevancia de tu oferta?

  • La coherencia del mensaje

Mantén los mismos mensajes en todas tus fuentes de adquisición de tráfico (banners, anuncios de AdWords, emails, etc.) y cumple con la promesa de tus anuncios.

Importante: usa el mismo tono de voz, las mismas expresiones, los mismos periodos de validez, etc.

  • La segmentación de la oferta

Muestra ofertas relevantes para cada segmento de tu audiencia. Cada usuario tiene unas preferencias y expectativas distintas. No olvides, tampoco, crear landing pages específicas para cada anuncio.

Puedes segmentar por usuarios nuevos, recurrentes, origen del tráfico, género, edad, etc.

Mejores prácticas

  • Crea varios grupos de anuncios específicos para cada campaña. Asegúrate de que el anuncio es atractivo y que la URL que se muestra concuerda con el mensaje del anuncio.
  • Crea landing pages específicas para cada anuncio. Lo último que quieres es enviar a tus usuarios a tu página principal una vez que hayan visto un anuncio sobre un producto en concreto.
  • Céntrate en las búsquedas “Long Tail”, es decir, aquellas que son muy largas y específicas. Es mejor anunciar productos específicos que categorías generales.
  • Cuando realices campañas de email marketing, segmenta tu base de datos al máximo. Tienes mucha información sobre tus clientes en tu base de datos que puedes usar para personalizar tu email, como los productos que han comprado, cuándo los han comprado, la fecha de su última visita, etc. Si el mensaje trata sobre los productos que más le interesan a dicho usuario es mucho más probable que este convierta.

#6 : Minimiza el esfuerzo de tu usuario

Las optimizaciones que realices en tu sitio web deben contribuir a disminuir el esfuerzo que debe realizar un usuario para realizar la conversión. Por lo general, cuanto más complicado sea el proceso de conversión, menos conversiones habrá. ¡Pónselo fácil!

  • Buscador de alto rendimiento:
    Un sistema de palabras claves no es suficiente. Un buen buscador predictivo y con corrección de erratas hará que el usuario encuentre lo que busca más fácilmente. ¡Y mejorará la usabilidad de tu sitio web!

Formularios y registros: cuanto más básico, mejor.

Pide poca información

  • No hagas que tus usuarios tengan que introducir mucha información ya que esto desanimará a la gran mayoría de ellos.
  • Indica los elementos necesarios.

Autocompleta información

  • Usa la información de la que ya dispongas para autocompletar el formulario.
  • No pidas el nombre de la ciudad si ya tienes el código postal, por ejemplo.

Atención:

No abuses de los formularios. A veces, se consideran más un obstáculo que una oportunidad. En e-commerce, es esencial evitar interrumpir el proceso de compra y el hecho de forzarles a rellenar un formulario es un gran obstáculo. Es preferible pedirles el email para luego invitarlos a crear una cuenta de una forma menos intrusiva.

Una vez que tengas todos estos conceptos claros puedes lanzarte a crear tus primeras campañas de optimización de conversiones. Existen muchos tipos diferentes de test y no todos son apropiados para todas las situaciones. Elige el test que mejor se adapte a tus necesidades. 

WEBINAR GRATUITO

Días
Horas
Minutos
Segundos
Regístrate para ver la grabación.

Lanza tus funcionalidades de forma progresiva

Llevamos la optimización de experiencias a los equipos de producto y desarrolladores con nuestra nueva plataforma.