• Idioma
A/B Testing

Test A/B, por redirección, multipágina… ¿cuál debes elegir?

by Rafael Ángel Becerra Ruiz
Share on linkedin
Compartir en LinkedIn
Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter

En marketing digital, tu objetivo siempre debe ser ofrecer la mejor experiencia de usuario posible. No te conformes con lo establecido. Todas las campañas de marketing pueden mejorar. Puede que haya una oportunidad esperándote a la vuelta de la esquina. En este post explicaremos cómo explorar este mar de posibilidades desconocidas de una manera científica.

Con un poco de creatividad y los datos de analítica web, deberías ser capaz de pensar algunas ideas para optimizar tu tasa de conversión en un sitio web o landing page. Para obtener datos reales sobre tus hipótesis, necesitarás realizar test. Los profesionales del marketing digital utilizan test A/B, test por redirección, multivariante y multipágina para aumentar las tasas de conversión, personalizar sus webs y mejorar el rendimiento de estas.

Como Justin Cutroni dice, «el testeo es esencial porque elimina las opiniones del proceso de toma de decisiones”.

Aunque el testeo sigue un método científico, no es necesario tener ningún tipo de grado en estadística para poder hacerlo o para usar AB Tasty. Este artículo te ayudará a entender las mejores prácticas, los beneficios y las limitaciones de cada uno de estos métodos de teting para que puedas elegir la opción correcta en cada momento y crear una campaña exitosa.

El A/B testing, un método fácil y potente

flowers-366155_1280

El A/B testing (o A/B/n testing) es un método para la optimización de páginas web mediante el cual comparas dos versiones de la misma página web (A/B) o más versiones de la misma página (A/B/n) monitorizando las tasas de conversión y las métricas importantes para tu negocio (clics, páginas vistas, compras, etc.). Los test A/B/n se usan cuando necesitas testear más de dos variaciones en el contenido de la web. Este tipo de test te permitirá probar tres o más variaciones del sitio web o landing page, en lugar de sólo una variación.

Por supuesto, la variación puede aparecer en una página o en un grupo de páginas. Por ejemplo, si cambias el formato del título en tu página de producto, puede aparecer en todas las páginas de producto a la vez. Todas serán consideradas variaciones del mismo grupo.

Realizar test A/B y test por redirección es esencialmente el mismo concepto. “A/B” se refiere a las dos variaciones de la misma URL donde los cambios se hacen en el momento de carga de la web usando JavaScript en la página original. Las herramientas SaaS que ofrecen un editor gráfico como el de AB Tasty te permiten crear estos cambios rápidamente y sin necesidad de tener conocimientos técnicos. “Split” se refiere a la redirección del tráfico hacia una u otra variación, cada una con su propia URL y rediseñada completamente vía código. Para un rediseño completo de la página puede que sea más rápido recodificar la página, pero, para la mayoría de los test, el editor gráfico es suficiente.

La variación en la página web puede ser distinta dependiendo de la hipótesis que se quiera probar y el objetivo: diseño, imágenes, títulos, subtítulos, llamadas a la acción, ofertas, color de los botones, etc.

El número de conversiones en cada versión de la página web se compara una vez que ambas tienen suficientes visitas.

Durante los test A/B solo se mide el impacto del diseño en general, no lo elementos individuales que se han cambiado, aunque se hayan podido cambiar muchos elementos al mismo tiempo.

Consejo: Ten siempre en mente que el testeo se basa en comparar el rendimiento de las variaciones. Por supuesto, tendrás que cambiar siempre el mismo elemento en cada variación. También se recomienda no hacer demasiados cambios entre la versión de control y las variaciones a testear. Deberías intentar cambiar simplemente unos pocos elementos importantes o cambios radicales, de forma que puedas entender los resultados del experimento, tanto buenos como malos. A lo largo, la mejora continua te llevará a tener una página mejor y con un mejor rendimiento.

¿Cuándo usar test A/B?

Los test A/B son un gran método para testear ideas totalmente diferentes y para optimizar la tasa de conversión (un rediseño completo), o pequeños cambios en tu página. El A/B testing es el método correcto para utilizar si no tienes una gran cantidad de tráfico en tu sitio ya que los test A/B pueden dar datos fiables muy rápidamente, sin necesidad de tener una gran cantidad de tráfico. Si tienes poco tráfico y sólo unas pocas variaciones en la página, deberías optar por el test A/B antes que otros métodos. Los test A/B son un gran método para minimizar el tiempo de testeo y obtener resultados rápidamente.

Si, por el contrario, tienes una página con mucho tráfico, puedes evaluar el rendimiento de una cantidad más amplia de variaciones. Sin embargo, no hay razón por la que testear 20 variaciones del mismo elemento, incluso si tienes tráfico suficiente. Esto significa que no estas siguiendo ninguna estrategia y que te basas en la suerte.

Test multivariante: entiende la causa y el efecto

magic-cube-378543_1280

Los test multivariante funcionan esencialmente igual que los test A/B en cuanto a mecanismo y filosofía. La diferencia es, que los test multivariante te permiten comparar un gran número de variables e interacciones entre ellas, y testear diferentes cambios en distintas secciones de una misma página.

Para realizar un test multivariante, tienes que identificar varias secciones clave de una página y crear variaciones para esas secciones específicamente, no variaciones en toda la página como es el caso en los test A/B.

Consejo: Usa el test multivariante cuando quieras testear numerosas combinaciones de elementos en tu sitio web o landing page.

El test multivariante revela más información acerca de cómo interactúan los cambios de cada sección entre ellos. En los test multivariante, el tráfico del sitio web se divide para cada una de las variaciones de la página.

Consejo: Utiliza el test multivariante para optimizar una página ya existente sin realizar una gran inversión en rediseño cuando los elementos a testear se supone que tienen que interactuar entre ellos.

Ten en mente que el test multivariante es más complicado que el test A/B. Los test multivariante están pensados para un usuario más avanzado, ya que ofrecen muchas más combinaciones posibles. Muchos cambios en una página al mismo tiempo pueden hacer que acabes con un número demasiado alto de combinaciones posibles a testear.

Ejemplo de test multivariante:

Decides empezar un test multivariante en una de tus páginas de destino. Decides realizar dos cambios en la página. En la primera versión, añades un vídeo en lugar de una imagen. En la segunda versión, añades un slider en lugar de una imagen.

Para cada variación de la página añades otra versión del título. Esto significa que ahora tienes 3 versiones del contenido principal y 2 versiones del título. Un total de 6 combinaciones diferentes.

ImagenVídeoSlider
Título 1Combinación 1Combinación 2Combinación 3
Título 2Combinación 4Combinación 5Combinación 6

¿Cuándo usar el test multivariante?

Los test multivariante se recomiendan para sitios web con mucha cantidad de tráfico diario. Necesitarás un sitio con mucho tráfico para testear múltiples combinaciones y tomará más tiempo obtener datos cualitativos del test.

mvt
Los informes de AB Tasty te permiten medir el impacto de cada elemento en la tasa de conversión.

Con el método del test multivariante puedes hacer cambios sutiles en tu página y testear cómo interactúan estos elementos entre ellos. Esto te permitirá ir mejorando el diseño existente y aplicar los resultados del test para un rediseño mayor del sitio web.

Test multipágina: asegura una experiencia de usuario consistente

dominoes-719199_1280

El test multipágina es un método de testeo similar al del test A/B. En el caso de los test A/B, los cambios se realizan en una página en específico o en un grupo de páginas. Si el elemento modificado aparece en muchas páginas, puedes elegir si cambiarlo en cada una de ellas o no. Sin embargo, si el elemento está en muchas páginas y no es del todo idéntico, aparece en un lugar distinto o tiene un nombre diferente, tendrás que realizar un test multipágina.

Los test multipágina garantizan que los cambios que realizas se implementan consistentemente sobre muchas páginas. Esto significa que el test multipágina te permite unir varias variaciones de páginas distintas y son especialmente útiles al testear el funnel o embudo de conversión. En este tipo de test, los usuarios son conducidos a una versión del funnel o otra. Necesitas medir la forma en la que los usuarios interactúan con las distintas páginas que se les muestran, para poder determinar qué versión del funnel es más efectiva.

Consejo: Debes garantizar que los usuarios vean una variación consistentemente a través de las distintas páginas. Esta es la clave para obtener datos de calidad y para poder comparar las distintas variaciones entre ellas.

Ejemplo de test multipágina:

Llevas a cabo un test multipágina con un cupón de descuento ofertando el envío gratuito, el cual se muestra en el funnel en diferentes lugares. Esto se comparará con la versión sin cupón de descuento. Por ejemplo, podrías ofrecer a tus usuarios un cupón en cada página de categoría, donde podríamos ver “Envío gratis para compras superiores a 50€” en un banner estático en la página. Una vez que el usuario añade el producto al carrito, este se dirige a la página del carrito. Desde ahí, puede continuar comprando o finalizar la compra. En ambos casos puedes mostrarle un nuevo mensaje dinámico como “Compra por valor de x€ más y consigue el envío gratis” si el pedido es inferior a 50€ (x siendo la diferencia entre 50€ y el valor del pedido actual). También puedes experimentar con la posición del mensaje. Cerca de los gastos de envío, cerca del botón de finalizar compra, cerca del botón de seguir comprando, o en cualquier otra parte y con distintas variaciones del mensaje.

Este tipo de test te ayudará a entender mejor el comportamiento de compra de tus usuarios. ¿Cómo impacta el uso de un cupón de descuento para los gastos de envío mostrado en el momento preciso? ¿Reduce el abandono del carrito? ¿Aumenta ventas? Después de que suficientes usuarios hayan terminado el proceso de compra usando los distintos diseños serás capaz de comparar el efecto de cada uno de ellos fácilmente.

¿Cómo hacer A/B testing con éxito?

Recuerda que las páginas a testear necesitan recibir bastante tráfico para que los test ofrezcan datos relevantes para analizar. Estas son algunas claves para entender durante cuánto tiempo deberías mantener activos tus test y cómo funcionan los cálculos estadísticos usados en AB Tasty.

Tanto si usas los test A/B, test por redirección, multivariante, o multipágina para incrementar tu tasa de conversión, recuerda usarlos correctamente. Cada tipo de test tiene sus propios requisitos y está adaptado a un tipo de situación, con sus propias ventajas y desventajas. Todos los test constituyen métodos potentes para la optimización de conversiones y se complementan entre ellos. Usar el test correcto para cada situación te ayudará a mejorar tu sitio y obtener el mejor retorno de la inversión en tu campaña de testeo.

¡El siguiente paso es lanzar tus test! Aprende cómo lanzar tu primer test A/B, multivariante o multipágina.

WEBINAR GRATUITO

Días
Horas
Minutos
Segundos
Regístrate para ver la grabación.

Lanza tus funcionalidades de forma progresiva

Llevamos la optimización de experiencias a los equipos de producto y desarrolladores con nuestra nueva plataforma.