• Idioma
Experiencia de usuario

Cómo aumentar el CTR (Click Through Rate)

by Rafael Ángel Becerra Ruiz
Share on linkedin
Share on Linkedin
Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

El CTR es una métrica vital para entender lo bien que funciona un anuncio y está directamente relacionado con cómo Google te cobra cada anuncio. Aunque pueda parecer complejo al principio, el concepto es realmente muy simple.

¿Qué es el Click Through Rate?

El CTR, o Click Through Rate es el porcentaje de clics que recibe un anuncio en relación a cuantas veces se muestra. Es, básicamente, una forma de cuantificar cómo de efectivo es el anuncio.

Realizar el seguimiento del comportamiento de los usuarios en el mundo digital es algo bastante difícil y las empresas que necesitan estos servicios, probablemente necesiten la ayuda de expertos en la materia para entender cómo mejorar aspectos específicos del sitio web. Sin embargo, esto no siempre es el caso. El CTR es un dato fácil de obtener y relativamente simple de comprender, aunque esto no significa que implementar campañas y estrategias en base al CTR sea fácil.

Para empezar, es importante entender cómo se calcula el CTR. Es una simple fórmula:  el número de personas que hacen clic en un anuncio en concreto dividido por el número de personas que lo vieron y multiplicado por 100. Si, por ejemplo, un anuncio obtiene 4 clics por cada 100 visitas, el CTR es del 4%.

Una vez que tengas una buena idea de tus datos, quizás te gustaría saber cómo es un buen CTR. Eso depende de una gran variedad de factores. Uno de los más importantes es el tipo de anuncio del que se trate.

Auncios de búsqueda, display, email ,etc.

Existe la posibilidad de crear anuncios digitales en distintos formatos, siendo los de búsqueda y display los más populares. Los anuncios de display son aquellos que aparecen en los lados y partes superiores de algunos sitios web, aunque pueden situarse en cualquier parte, dependiendo del diseño de la página. Son, básicamente, pequeñas vallas publicitarias que pretenden captar tu atención con imágenes atractivas y ofertas espectaculares.

Los banners son icono del marketing del pasado, pero que todavía se siguen usando aunque algunos usuarios los encuentren molestos o de poca confianza.

Los anuncios de búsqueda son aquellos que aparecen en la parte superior o inferior de Google al realizar una búsqueda. Vienen acompañados de un pequeño icono que indica que se trata de un anuncio y deberían ser relevantes para la búsqueda realizada. Este tipo de anuncios son, por lo general, 5 o 6 veces más efectivos que los banners.

Por último, los anuncios de email son aquellos que los usuarios reciben en su bandeja de entrada. Son un formato que normalmente obtiene unos buenos CTR ya que el email sigue siendo muy usado.

¿Qué es un buen CTR?

Realmente, no existe una respuesta simple a esta pregunta ya que dependerá de una gran variedad de factores que no pueden resumirse en un único número. Casi cualquier cosa que puedas pensar afecta al CTR. Algunos de los factores más determinantes son la industria, el tipo de campaña, el tipo de usuario impactado, el valor del producto o servicio y el objetivo de  la campaña.

Sin duda, uno de los factores que más influyen es la industria. El CTR medio es del 0,35% para banners y de 1,91% para anuncios de búsqueda, pero, como la tabla siguiente demuestra, estos resultados serían muy buenos para unos y muy malos para otros. Existen herramientas online que puedes usar y que te ofrecerán una idea sobre la cifra que deberías obtener según el sector, pero ten en cuenta que esto no contempla tu campaña en concreto.

Average Click Through Rates

Otras métricas importantes

Es importante mencionar que el CTR no es la única medida que debemos tener en cuento a la hora de medir el éxito de una campaña. Como cada clic suele costar dinero, es vital que estemos mostrando nuestros anuncios a las personas indicadas. Para ello, podemos observar los siguientes KPIs:

  • CPC – Coste por clic: Representa lo que nos cuesta cada vez que alguien hace clic en un anuncio. No se nos cobrará nada a menos que se haga clic. El coste de cada clic depende de varios factores, aunque puedes establecer un coste por clic máximo que estés dispuesto a pagar.
  • Tasa de conversión: Esta tasa muestra el porcentaje de personas que convierten de entre todas las que hacen clic. Es importante ya que un alto CTR y una baja tasa de conversión hará que consumas tu presupuesto de marketing rápidamente.
  • CPA – Coste por adquisición: Es esencialmente lo mismo que la tasa de conversión, pero relacionado con una acción en concreto. Puede referirse al coste de una suscripción, una venta o cualquier otra conversión que sea relevante para tu negocio.

¿Cómo se calcula el coste por clic?

Como hemos dicho anteriormente, el coste de cada clic no es fácil de predecir y varía con cada palabra clave, la relevancia entre en anuncio y la landing page y lo exitoso que sea el anuncio.

Esto se debe en parte a que Google quiere que cada anuncio sea lo más fructífero posible ya que ellos ganan dinero cada vez que alguien hace clic en ellos.

Por esta razón, cada anuncio recibe un “Quality score”, o nivel de calidad,  lo cual se cuantifica en base a tu CTR. Cada anuncio sigue un proceso de apuesta relacionado con tu máxima apuesta por una palabra clave. Cuanto mejor sea tu nivel de calidad, menor será la puja que debas hacer.

¿Cómo aumentar el CTR?

Como otros muchos aspectos, relacionados con el CTR, la capacidad para aumentar su valor dependerá de factores como la industria o el objetivo específico, pero en gran parte podemos hacer uso del sentido común. Por ejemplo, asegúrate de que tu anuncio es relevante para la palabra clave con la que se mostrará. Si, por ejemplo, estás anunciando zapatos, tiene poco sentido escoger palabras clave como coche deportivo o vacaciones.

En cuanto a anuncios de display, presta atención a la calidad de tus creatividades. Deberían ser atractivas, pero también que vayan en sintonía con tu producto y tu imagen de marca. Por ejemplo, el color amarillo brillante y el neón puede que atraigan la atención de los usuarios, pero no ofrecerán mucha confianza si formas parte del sector sanitario. También puedes usar banners que cuenten con bastante texto, los cuales, además convierten bastante bien y, en ocasiones, mejores que los visuales.

Crear anuncios más específicos también puede hacer que tu CTR aumente. Esto es particularmente importante si vendes un producto o servicio por el que existe mucha competencia. En lugar de usar la palabra clave “Zapatos” puedes pujar por “Zapatos de cuero de calidad”.

También puedes hacer uso de otros trucos como el uso de la cuenta atrás en os anuncios para generar sensación de urgencia y no es necesario contar con un alto nivel técnico para implementarlo.

Countdowns help increase CTR

Esto, combinado con ofertas especiales, regalos y, si es posible, opiniones sobre tu servicio o producto de fuentes con buena reputación hará que tus descripciones atraigan la atención de los usuarios y aumente tu CTR.

Reduciendo costes

Un CTR alto no siempre es lo ideal. Tal y como decíamos anteriormente, si cuentas con un alto CTR y una tasa de conversión baja, está claro que hay algo mal en tu landing page. Este error puede solucionarse siguiendo algunos simples métodos como el A/B testing y usando herramientas de CRO como los mapas de calor o la grabación de sesiones.

Las palabras negativas son aquellas que podemos definir y para las que no se mostrarán nuestros anuncios cuando alguien las busca en los buscadores. Esto puede reducir los costes de tu campaña al tiempo que te permite segmentar más tu campaña de forma que los clics que recibas sean más cualificados. Por ejemplo, si seguimos con el ejemplo de los zapatos y en dicha tienda solo se venden zapatos de mujer, tendría sentido añadir “zapatos de hombre” como palabra clave negativa. Esto hará que no pagues por todos esos clics que no te habrían generado ningún beneficio.

Por último, si has conseguido optimizar tu CTR, pero las conversiones no aumentan, es muy posible que el problema se encuentre en la landing page hacia la que estás enlazando. Puede que el mensaje no sea el correcto o que los usuarios se encuentren con barreras para la conversión. Para solucionar este tipo de problemas es necesario realizar A/B testing ya que te permitirá probar nuevas ideas y comprobar su efectividad.

Lanza tus funcionalidades de forma progresiva

Llevamos la optimización de experiencias a los equipos de producto y desarrolladores con nuestra nueva plataforma.