El SEO (Search Engine Optimization) y el CRO (Conversion Rate Optimization) en realidad no compiten entre sí, sino que constituyen dos disciplinas complementarias.

Para la mayoría de los responsables de marketing, el SEO consiste en conseguir visibilidad en un mercado determinado, sin embargo, lo que suceda después de eso no tiene nada que ver con el SEO.

Aunque en general esto es cierto, el SEO es ahora mucho más complejo de lo que solía ser, en parte porque Google ha implementado cambios en sus algoritmos que incluyen nuevos factores de posicionamiento como el tiempo de carga, lo usable que es el sitio web en dispositivos móviles y la experiencia de usuario de la página en general.

En 2018, el SEO complementa a otros muchos factores del marketing digital que pueden realmente contribuir a mejorar las conversiones y los ingresos.

Echemos un vistazo a 6 buenas formas para conseguir alinear tus esfuerzos en SEO con los de CRO:

Diseña tu estrategia SEO para cada etapa de tu embudo de conversión

Cualquier especialista en SEO te dirá que en 2018 no tiene sentido conseguir mucho tráfico a toda costa, sino que es mejor esforzarse por conseguir tráfico cualificado con intención de convertir.

¿Preferirías contar con 100.000 usuarios mensuales con una tasa de conversión del 0,5% o 50.000 usuarios con una tasa de conversión del 2%?

Aunque la primera situación pueda satisfacer el ego de los responsables de marketing, tu objetivo debería ser la segunda situación ya que podría generar el doble de ventas para tu empresa cada mes.

Para conseguir atraer tráfico más cualificado, debes implementar una estrategia SEO tipo embudo que se centre en cada etapa del embudo de conversión.

Embudo de venta y conversión (AIDA)
Embudo de venta y conversión (AIDA)

Si tienes algo de experiencia en marketing, probablemente sepas que los usuarios web tienen distintas intenciones dependiendo del tipo de usuario del que se trate: algunos usuarios conocen tu sitio web, algunos conocen tus productos y otros no saben nada sobre ti.

Nunca asumas que tus usuarios convertirán automáticamente una vez que accedan a tu landing page. Como responsable de marketing, deberías diseñar un embudo SEO que atraiga a los usuarios hacia contenido de su interés para cubrir todas las posibles etapas del embudo de conversión.

Responde a las preguntas de los usuarios de Internet

En esta etapa nos referimos a consultas generales. Nuestros usuarios potenciales tienen preguntas que debemos responder de la forma más completa e informativa posible. Para poder hacerlo, deberás analizar tu mercado para identificar las llamadas top-of-the-funnel queries (TOFU queries), o lo que es lo mismo, las principales preguntas iniciales de los usuarios.

Las consultas TOFU suelen diferir de una industria a otra: todo consiste en identificar las necesidades de cada sector en concreto y las preguntas que pueden surgirles a los consumidores en una etapa inicial.

Google completa la búsqueda

En este ejemplo, los usuarios potenciales están buscando guitarras que cumplan con sus necesidades, o lo que es lo mismo, no tienen claro qué tipo de guitarra deberían comprar.

Es tu trabajo ofrecerles contenido relevante que responda a esas preguntas.

Ofrece buena información para los usuarios de la mitad del embudo de conversión

SEO para responder preguntas

En esta etapa, los usuarios potenciales tienen más claro que quieren realizar una compra y, por tanto, son extremadamente valiosos para tu negocio.

Los usuarios que pertenecen a la etapa central del embudo de conversión tienen intención de compra, pero no saben exactamente qué quieren comprar o a quién comprárselo.

Comprueba los resultados del tipo “la mejor guitarra para…”. Los guitarristas en este caso buscarán aquellas guitarras que sean mejores para cierto género musical.

En este ejemplo, tu trabajo sería el de crear contenido que responda a estas preguntas. Algo del tipo “las mejores 10 guitarras para jazz o las 5 mejores guitarras para flamenco”.

Una vez que cuentas con este contenido, deberás crear buenas páginas de producto para conseguir convertir a tus usuarios web en clientes.

Convence a los futuros compradores en las últimas etapas del embudo de conversión

Cuando decimos usuarios en las últimas etapas del embudo de conversión, nos referimos a clientes potenciales que han visitado tu sitio web en repetidas ocasiones, conocen tu producto y están casi listos para comprarte.

Este paso final es crucial y un momento clave en el que centrar tus esfuerzos de optimización.

Para conseguir convertir estos clientes potenciales en compradores, deberás satisfacer todas las necesidades y responder todas las dudas que puedan surgirle a tus usuarios durante la compra de un producto. Estos son algunos de los temas que más preocupan a los compradores:

  • Gastos de envío y devolución
  • Atención al cliente
  • Packaging
  • Colores, tallas y pedidos personalizados

En esta etapa, una solución efectiva para convertir a los usuarios en clientes consiste en incluir opiniones de usuarios y testimoniales en formato video. Con esto conseguirás darles el empujoncito que necesitan.

Piensa en los dispositivos móviles

Desde que Google lanzó su Mobile First Index, la experiencia en dispositivos móviles se ha convertido en un factor principal que determina tu posición en los rankings. Puesto de otra forma, Google ahora posicionará tu sitio web en base a la experiencia móvil que ofrezcas, incluyendo:

Al mejorar la experiencia en móviles de tu sitio web, estarás mejorando tanto tu posicionamiento en buscadores como tus conversiones.

Sabiendo que más del 50% del tráfico proviene de dispositivos móviles, deberías empezar a tomarte en serio el hecho de optimizar tu sitio web para este tipo de dispositivos.

Nunca subestimes el tiempo de carga de la página

El tiempo de carga de una página es uno de los factores más importantes para el posicionamiento en buscadores. De hecho, Google recientemente planificó una actualización en su algoritmo que penalizará a los sitios web que tarden en cargar.

Si no tienes claro cuál es la velocidad de carga de tu sitio web, puedes usar una de las siguientes aplicaciones. Ambas te ofrecerán insights y posibles mejoras para hacer que tu sitio web se descargue más rápidamente:

Aumentar la velocidad de carga de tus páginas servirá para:

  • Reducir la tasa de rebote
  • Aumentar el número de páginas vistas
  • Aumentar las conversiones
  • Aparecer en mejores posiciones en los resultados de búsqueda

¿Puedes mejorar la experiencia de usuario?

Hoy en día, mejorar el SEO incluye mejorar la experiencia de usuario.

Para empezar, podrías centrarte en los siguientes 3 factores, que te ayudarán a identificar cualquier problema con la experiencia de usuario de tu sitio web que pueda hacer que tus usuarios no conviertan:

Problemas de navegación

Contar con muchos enlaces rotos y errores 404 es un claro indicativo de que hay algo mal en tu sitio web.

Para comprobar estos y otros errores puedes usar una herramienta llamada Screaming Frog. Será un buen comienzo para identificar muchos errores a solventar.

Protocolo HTTPS

Contar con un sitio web seguro es extremadamente necesario, no solo porque la seguridad de las comunicaciones con tus usuarios es importante, sino porque ahora Google ha empezado a penalizar a todas aquellas páginas que no sean seguras.

Lo cierto es que, si tu sitio web no es seguro, no inspirarás confianza, especialmente si se trata de un sitio web en el que los usuarios deben introducir datos sensibles como los datos de su tarjeta de crédito, datos personales, etc.

Puedes comprar un certificado SSL a través de varios proveedores, desde tu propio hosting u obtener uno gratuito con Cloudflare.

Adaptación a pantallas táctiles

¿Recuerdas lo importante que era adaptar tu sitio web a los dispositivos móviles?

Si bien algunas páginas muestran una versión específica para dispositivos móviles, muchas son las que se olvidan de probar cómo los botones y demás elementos funcionan al interactuar con ellos desde una pantalla táctil.

Cuando optimices tu sitio web para móvil, presta atención a la experiencia general desde pantallas táctiles. Tu objetivo debe ser que la experiencia desde un móvil o tablet sea tan buena como desde un ordenador de sobremesa.

Combina tus esfuerzos en SEO con el A/B testing

El Conversion Rate Optimization solo tiene sentido cuando estás optimizando tu sitio web para usuarios cualificados, lo cual explica por qué el SEO y el CRO se complementan tan bien.

Antes de realizar tus test A/B, tómate tu tiempo para analizar tu tráfico:

  • ¿Quiénes son tus usuarios?
  • ¿Qué quieren?
  • ¿Qué compran?

Una vez hayas identificado estos 3 factores (persona, intención y comportamiento), te encontrarás en una posición bastante mejor para crear contenido adaptado a tu embudo de ventas.

Una vez que el contenido ha sido creado y publicado, lanza test A/B para identificar los mejores diseños y estructuras que generen más conversiones.